Premio
Punto de
Excelencia

 

EDITORIAL

     La Dirección de la revista literaria Katharsis, en su primer número, quiere dar la bienvenida a todos sus escritores y lectores y, al mismo tiempo, aprovechar esta oportunidad para exponer algunos de los puntos que quisiéramos compartir con todos. Nos limitaremos por hoy a una exposición sencilla de dichos puntos. Por tanto, no trataremos de exponer las filosofías o ideologías que dieron nacimiento a este vehículo literario y humanista, sino simplemente apuntaremos algunas de nuestras directrices o normas.

     De un tiempo acá habíamos concebido un gran sueño: el de crear nuestra propia revista literaria –Katharsis. Este sueño se hace hoy realidad. Es el fruto de muchos diálogos previos, de estudiados proyectos, de intercambios de ideas, de orientaciones, de servicios y de colaboraciones. Después de todo este tejemaneje y de poner en un crisol todo este gran proyecto, por fin ha llegado en que este proyecto vea la luz.

     Sabemos muy bien que hay otras muchas revistas virtuales o electrónicas en la Red, y que cada una se distingue por algo singular o distintivo, algo que le interesa a una, dos o tres personas. A otras revistas les interesa un tema, una época, un género literario, pero hemos notado que casi todas ellas se dedican al presente inmediato en sus temas, movimientos, experimentos del día, etc. Todo esto de mucho encomio, pero, a pesar de la gran variedad de ellas, parece que siempre queda un hueco, algo que falta, algo que uno quisiera ver, pero que no encuentra. Quizás nuestra revista corra el mismo destino y las mismas limitaciones. Quizás llegue a ser una de tantas. A pesar de todo esto, queríamos lanzar ésta que, esperamos, llene algunos de los vacíos que encontramos en otras.

     Como se desprende de la Portada de Katharsis, hemos tenido en cuenta la necesidad de una buena variedad de secciones o apartados. Estas secciones múltiples se idearon y escogieron precisamente para que se pudiera cubrir una amplia posibilidad de puntos de vista, de géneros literarios diversos y de estilos variados, y, de este modo, albergar multitud de posturas, tanto por parte del autor como del lector.

     Quisiéramos hablar sobre el título de Katharsis, quizás un poco extraño a primera vista, pero muy apropiado a la obra literaria, o a cualquier otra manifestación artística. Como ya se ha expuesto ampliamente en otra parte de la misma revista, aquí solamente quisiéramos extender y hacer más asequible el dicho término. Pudiéramos decir que es un encuentro entre creador y receptor, entre autor y lector. Que es una experiencia de renovación y de recreación de nuestros propios sentimientos ante la obra de arte. Tanto el creador como el receptor, además de sentirse unidos a través del arte, la experiencia del contacto entre ambos crea unos lazos muy fuertes, íntimos e imperecederos. El creador, que ejecuta su obra, que es su criatura, y el lector que, embelesado, goza silenciosamente de esa criatura bella que se ha producido o creado. Ambos sufren un cambio, ambos se estremecen ante la obra creada y leída, ambos reciben una fuerte limpieza de espíritu y de emociones difícil de describir. Y, al final de ese contacto, recorrido o desarrollo, ambos surgen de esa profunda e indecible experiencia silenciosa como seres renovados. Una experiencia que, en la mayor parte de los casos, podríamos decir inefable.

     Otro punto que queremos cubrir aquí es el propósito que nos guió y movió a la creación de esta revista. El principal es, como el de tantas otras revistas, ofrecer un vehículo para que aquellas personas que sientan la inquietud por crear algo literario, puedan sin gran dificultad, y sin esperas –algunas veces desesperantes– deleitar al público con sus obras. Por otra parte, y esto quizás sea lo más importante por aclarar, quisiéramos que la revista Katharsis, fuera una especie de taller literario en donde ofrecer campo abierto a sus creaciones, en particular a la juventud que siente inclinación por la escritura y por expresar sus íntimas y renovadoras inquietudes. Pero como en todo taller, también aquí se necesita de algunos guías avezados que, en algunos casos, llevarán de la mano a los neófitos en este oficio de artistas creadores o de incipientes críticos. Y esto nos conduce al siguiente punto que quisiéramos exponer: el referente al Consejo Editorial.

     Como parte de las discusiones y diálogos mencionados arriba, los que ideamos la Revista Katharsis, desde un principio hemos debatido ampliamente la necesidad de tener o no tener un Consejo Editorial. Después de estudiar las ventajas y desventajas, acordamos que sería conveniente la formación de este grupo. Las razones primordiales por las que decidimos establecer dicho grupo fueron, en resumen, las siguientes: Que se necesitaban, en primer lugar, personas expertas en literatura, como en otros ramos de las Humanidades, que sirvieran de guía, en particular cuando se presentaran puntos difíciles a decidir. En segundo lugar, porque la cantidad de colaboraciones enviadas implicaría que el trabajo a realizar fuera demasiado para dos o tres personas. O sea, que se imponía lo que llaman los sociólogos, "la división del trabajo". En tercer lugar, porque la diversidad de pareceres sería una garantía, aunque acaso limitada, de evitar favoritismos. Éste posiblemente sea el riesgo que corren la mayor parte de otras revistas que vemos en la Red. Los componentes de este Consejo hemos tratado y discutido ampliamente este punto, debido a la naturaleza delicada del proyecto. Se trata, en breve, de evitar exclusivismos o de preferir "cuatismos" –vocablo mejicano muy expresivo– que se refiere a predilecciones temáticas, ideológicas, de grupos, de géneros, etc. Esto no excluye, ciertamente, que en un momento dado la Dirección de la Revista Katharsis dedique un Número Especial, haciendo hincapié, por ejemplo, en un género literario, como la narrativa o el drama o la poesía. O bien, a un tema dado, como podría ser literatura que destaca los Derechos Humanos. Pero todo esto será a decidido sola y únicamente por el Consejo Editorial.

     Otro asunto que cae bajo la responsabilidad del Consejo Editorial es el siguiente, y que los de la Redacción hemos tenido muy claro: que dicho Consejo nunca se meterá en asuntos de contenidos, ni de estilos. Que los colaboradores nunca se sintieran intimidados por la simple razón de que habrá un grupo supervisor, llamado Consejo. Este equipo se limitará a que todo fluya con naturalidad. Tendrá como misión -entre otras cosas referentes a la administración de la Revista- a que los trabajos enviados sean aceptables a un público que se supone aprecie profundamente el arte literario. Hablando más en términos concretos, se limitará a sugerir, cuando sea conveniente, cambios mínimos, en particular gramaticales, como estructuración de algunas frases, puntuación, acentuación, símbolos de interrogación, etc. Pero nunca cambios de estilo, de contenidos o de formas propias de cada escritor creativo o crítico literario.

     En cuanto a la lengua, naturalmente, estamos hablando de que la revista Katharsis escoge el castellano o español normativo como lengua común o, si se quiere, oficial. Esto no indica que se excluyan regionalismos, como galleguismos, catalanismos, argentinismos, peruanismos, etc., cuando vengan al caso, en particular cuando se trata de la obra creativa literaria. Ni tampoco se rechazará, fundamentados en lo dicho, lo que se viene diciendo en inglés codeswitching o cambio alternativo del léxico o vocablos lingüísticos, como ocurre en el caso del Spanglish o "espanglés", u otras cualesquiera modalidades de las que se vienen llamando de "lenguas en contacto".

     En cuanto a lo que llamaríamos periodización de la Revista, por el momento el equipo de Katharsis decidió que sería cuatrimestral. El tiempo, la cantidad de trabajos enviados y la disponibilidad de la mano de obra, decidirán si acortar o extender esta periodización.

     Queremos terminar, para no extendernos demasiado, que la responsabilidad de los contenidos queda exclusivamente en manos del autor de la obra literaria, sea ésta creativa o de análisis crítico. El Consejo no se hará responsable de ello, como tampoco de rechazar ningún trabajo enviado en cuanto se refiere a contenidos, como se explicó arriba.

     Relacionado a este punto, se sigue otro, que queda ya explicado en otra parte de nuestra Página Web. Nos referimos a los derechos de propiedad o copyrights. Estos quedarán siempre en manos de los autores, aunque el Consejo cree que, la primera vez que se publiquen en nuestra revista, dichos derechos tendrán que ser compartidos con la revista Katharsis. Hay una razón simple y sencilla para ello, y es la siguiente: que si el Consejo juzga oportuno -al final de una época o período dados- que los trabajos publicados pueden agruparse y ponerse en CD Rom, la Editorial debe tener derecho de hacerlo, es decir, a reproducirlos sin permiso especial de los autores para llevar a cabo esta realización.

     Otros puntos por ventura se nos hayan quedado en el tintero, y otros más surgirán en el futuro y, de acuerdo a la variabilidad de los eventos o acontecimientos que transcurran a través del tiempo, serán estudiados y resueltos a su debido tiempo.

     En nombre del Consejo Editorial, y con motivo de la aparición del primer número de la revista Katharsis, quisiera reiterar la más sincera y cordial Bienvenida a todos, tanto a colaboradores como lectores de la Revista Catarsis.

Justo S. Alarcón
Profesor Emeritus de Español
Arizona State Unviersity
Tempe,
Arizona, EE.UU

 


kATHARSIS convoca sus "PREMIOS LITERARIOS" 2008 de Poesía y Narrativa corta.
The Duchess of Malfi, página del Director de cine Benjamin Capps
Estamos preparando un especial sobre la película de La Duquesa de Malfi y sobre la obra de teatro en España
4 de marzo de 2004, 7h25. Fallece el lingüista y académico Fernando Lázaro Carreter. Ver su biografía. Entrevista del académico en El País, En portada, Sábado 13 de octubre de 2001. EL ESPAÑOL, UNA LENGUA DIVERSA
Nuestros números:
Nº 1, Diciembre
Nº 2, Abril
Nº 3, Agosto
Nº 4, Enero
Nº 5, Mayo
Nº 6, Marzo
Nº 7, Septiembre

Estamos en el Itinerario, directorio cultural de Hispanoamérica

 
 

Algunos de nuestros textos están en formato PDF y Microsoft Reader y necesitaréis estos programas para leerlos. Aquí os doy los enlaces para que los podáis bajar gratuitamente pinchando en los iconos:

Pincha en el icono y descargate el programa gratis

 

Pincha en el icono y descargate el programa gratis

Home | Biblioteca Virtual Katharsis | Revista | Miscelánea | Biblioteca | Equipo Redactor |

 

Revista Literaria Katharsis