Premio
Punto de
Excelencia

 

La Tempestad

Antonio Casas


     LA TEMPESTAD

     La lluvia ya deja de caer, dejando la calle empapada de recuerdos líquidos, derramados apenas en un segundo de ambición perdida. Poco a poco las gotas de la ventana resbalan hasta perderse para siempre en la vorágine de la tempestad ya ida, sin esperanza de regresar a la fuente de nubes etéreas, aquellas de las cuales me despedí en el momento que empezaron a brillar los rayos del guardián, cuando sentí en mi cuerpo la pesadez que me iba conduciendo hacia él, cual inexorable destino de la tempestad.

     Ahora estoy en el charco del olvido, muy alejado de las esferas eternas que disfruté con deleite, cuando tú estabas conmigo, sorbiendo de mis manos aquella delicada ofrenda de pasión y deseos innominables, que yo llamo absolución eterna, sin posible regreso al pecado ya dejado y aun mencionado, sin ningún rastro de dejar aquel vicio divino de tu recuerdo. Alejado de ti, y sin esperanza de volverte a ver y, aún más, sabiendo que si te veo me rechazarás con la misma intensidad que un día me ofrendaste tus labios para saber si lo que sentíamos era amor o sólo curiosidad juvenil, curiosidad por conocer nuestros cuerpos, por tocar nuestros deseos.

     No sé si estás hoy en Lyón, la Eterna Lyón, ciudad de mis sueños, ciudad de tus recuerdos. No sé si en este momento piensas siquiera en que existí por un fugaz momento en tu vida y si tienes presente aquel recuerdo recóndito donde tomé tus manos y tu cabello mientras mis ojos acariciaban tu cuerpo delatando mi presencia enamorada; aun tengo en ese lugar que te prometí la flor que arrancamos juntos pensando que la vida nunca separaría nuestras manos y nuestros labios; aun en mis ojos queda el reflejo de tu sonrisa y la paz de tu mirada.

      Te vi algunas veces, pero tu mirada estaba ausente. No sé por qué pienso que ni siquiera reparaste en mí, estando a mi lado. ¿Puede morir así el amor? Después de jurarse eterna pasión, después de intercambiar todo aquello y todos aquellos minutos que aun están grabados a fuego en mí y que llevaré a la fría tumba, invocando tu nombre cien veces mientras exhalo mi ultimo suspiro, siempre pensando en ti, siempre sabiendo que mientras este azul cielo exista, tal vez estas nubes que ahora pasan sobre mí pasarán sobre ti y derramarán un tu rostro la lágrima que ahora ya no puedo derramar por nadie, ni por ti, pues ya se secó la fuente de amargura, sin esperanza en tempestad.

     Quiero seguir recordándote; así dormida en mis brazos, perdida en mis ojos, cautiva en mis labios. Quiero sentir de nuevo en mi mente aquella oscuridad de tu puerta, cuando te buscaba a medianoche tan sólo para verte un momento y saber que allí estabas, linda y dormida entre los tules de mis recuerdos. Seguiré viviendo en tus noches, esperando la complicidad de las sombras para volver a ti, en tus sueños, y decirte así que aun estoy contigo y que no podrás, aunque lo quieras, borrar el recuerdo de tu piel; no podrás hacerlo mientras vivas y aun así muerta yo estaré al lado de tu tumba, llevando la flor que cortamos juntos aquella noche clara de tempestad.

     Ahora que brilla el sol de la mañana comienzo a evaporarme junto con todas las lágrimas derramadas por el cielo; aun la naturaleza gime tras aquel llanto sublime que rasgó el apacible descanso de la noche y tú enjugas tu cabello de algunas otras gotas afortunadas, en las cuales así hubiera estado yo; ni siquiera te hubieras dado cuenta, pues no cuentas conmigo en tus sueños ni en tus pesadillas. Sólo fugazmente paso ante tus ojos cuando empieza a sonar la tempestad.

Jull Antonio Casas.

Peru (Arequipa)

Copyright ©2003 Jull Antonio Casas.

 

 


kATHARSIS convoca sus "PREMIOS LITERARIOS" 2008 de Poesía y Narrativa corta.
The Duchess of Malfi, página del Director de cine Benjamin Capps
Estamos preparando un especial sobre la película de La Duquesa de Malfi y sobre la obra de teatro en España
4 de marzo de 2004, 7h25. Fallece el lingüista y académico Fernando Lázaro Carreter. Ver su biografía. Entrevista del académico en El País, En portada, Sábado 13 de octubre de 2001. EL ESPAÑOL, UNA LENGUA DIVERSA
Nuestros números:
Nº 1, Diciembre
Nº 2, Abril
Nº 3, Agosto
Nº 4, Enero
Nº 5, Mayo
Nº 6, Marzo
Nº 7, Septiembre

Estamos en el Itinerario, directorio cultural de Hispanoamérica

 
 

Algunos de nuestros textos están en formato PDF y Microsoft Reader y necesitaréis estos programas para leerlos. Aquí os doy los enlaces para que los podáis bajar gratuitamente pinchando en los iconos:

Pincha en el icono y descargate el programa gratis

 

Pincha en el icono y descargate el programa gratis

Home | Biblioteca Virtual Katharsis | Revista | Miscelánea | Biblioteca | Equipo Redactor |
 

Revista Literaria Katharsis